La Rosácea: Una Mirada Cercana a Esta Patología Cutánea

La rosácea es una condición dermatológica crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. A menudo confundida con el acné, esta patología se distingue por la aparición de rojez, vasos sanguíneos dilatados y lesiones cutáneas, particularmente en la parte central del rostro.

¿Qué Sucede Durante un Brote de Rosácea?

La rosácea se caracteriza por un exceso de sebo que irrita e inflama la piel. Este fenómeno puede conducir al sobrecrecimiento del ácaro Demodex folliculorum, un habitante común de nuestra piel que se alimenta de sebo. Cuando su población aumenta desproporcionadamente, se produce una inflamación cutánea y una dilatación de los capilares.

El Impacto del Sebo y Demodex en la Función Barrera de la Piel

El exceso de sebo y la respuesta inflamatoria resultante pueden alterar significativamente la función barrera de la epidermis. Una función barrera comprometida conduce a la pérdida de agua transepidérmica, lo que resulta en una piel deshidratada. Por lo tanto, las pieles con rosácea a menudo se clasifican como mixtas, grasas y deshidratadas.

Abordando la Rosácea: Estrategias de Tratamiento

El tratamiento de la rosácea comienza con una consulta a un dermatólogo para obtener un diagnóstico preciso. Los pasos iniciales incluyen controlar la producción de sebo y disminuir la población de Demodex mediante medicamentos tópicos. Al hacerlo, se puede reducir la inflamación y la rojez facial, restaurando la función barrera de la piel y previniendo la pérdida de agua transepidérmica.

La Importancia de una Rutina Cosmética Adecuada

La rosácea puede presentarse en distintos grados y es propensa a brotes desencadenados por factores como el estrés, la dieta y el clima. Sin embargo, también puede haber períodos en los que la condición está estabilizada. Mantener una rutina cosmética adecuada es crucial para prolongar estos períodos de calma y mantener la piel en las mejores condiciones posibles.

Conclusión

Aunque la rosácea puede ser un desafío, con el tratamiento adecuado y el cuidado constante, es posible manejar sus síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. Si sospechas que tienes rosácea, no dudes en buscar la orientación de un profesional de la dermatología.


Este artículo está diseñado para ser informativo y proporcionar una visión general comprensible de la rosácea, sus causas, efectos y tratamientos.

Ácido Glicólico: El Secreto para una Piel Radiante y Joven - Descubre sus Beneficios en Dermocosmética

Hoy vamos a hablar de un ingrediente revolucionario en el mundo de la dermocosmética: el ácido glicólico.

Este poderoso aliado de nuestra piel pertenece a la familia de los alfahidroxiácidos y es conocido por su capacidad para exfoliar y renovar la piel. Originario de fuentes naturales como la caña de azúcar, el ácido glicólico se ha convertido en un componente esencial en muchos productos de cuidado facial.

¿Pero qué hace exactamente el ácido glicólico por nuestra piel? Primero, actúa como un exfoliante, eliminando las células muertas y revelando una capa más fresca y luminosa. Esto no solo mejora la textura de nuestra piel, sino que también estimula la producción de colágeno, lo que ayuda a mantener nuestra piel firme y a reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

Además, el ácido glicólico es eficaz para tratar la pigmentación irregular, desvaneciendo manchas oscuras y decoloraciones causadas por el sol y otros factores ambientales. También es un héroe en la lucha contra el acné, ya que regula la producción de sebo y mantiene los poros limpios, previniendo así la formación de espinillas.

Y aunque es un exfoliante potente, el ácido glicólico también mejora la capacidad de la piel para retener la humedad, contribuyendo a una tez más hidratada y saludable.

En resumen, el ácido glicólico es un ingrediente multifacético que puede transformar tu rutina de cuidado de la piel. Consulta siempre con tu dermatólogo para encontrar la concentración adecuada para tu tipo de piel y descubre cómo este ingrediente puede ayudarte a lograr una piel más saludable y radiante.

El colágeno es una proteína esencial en la estructura de la piel, proporcionándole firmeza, elasticidad y juventud. Con el envejecimiento, la exposición al sol y otros factores, la producción de colágeno disminuye, lo que puede llevar a la aparición de arrugas, flacidez y pérdida de volumen en la piel.

Leer más

¿Qué es el ácido hialurónico?


El ácido hialurónico es una molécula de azúcar que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo. Es especialmente abundante en la piel, las articulaciones y los ojos. Su capacidad para retener agua es lo que lo hace tan valioso para la salud de la piel.

Leer más


El retinol es un ingrediente ampliamente reconocido en el mundo de la cosmética y el cuidado de la piel. Sus beneficios son numerosos y su eficacia ha sido respaldada por estudios científicos. A continuación, exploraremos en detalle qué es el retinol, cómo funciona y cómo puedes incorporarlo en tu rutina diaria.

Leer más
Ampollas Vitamina C

Las ampollas de vitamina C se han convertido en uno de los productos estrella para el cuidado de la piel, especialmente en el rostro. Estas pequeñas dosis concentradas de vitamina C ofrecen una serie de beneficios que pueden ayudarte a mantener una piel sana, joven, luminosa y sin manchas¹. Permíteme explicarte más sobre ellas:

  1. Rejuvenecimiento e iluminación: Las ampollas de vitamina C son conocidas por su capacidad para rejuvenecer e iluminar la piel. Contienen una alta concentración de vitamina C, que actúa como antioxidante, reduciendo la oxidación celular y protegiendo la piel de agresiones externas. Además, la vitamina C combinada con proteoglicanos ayuda a mantener la piel estructuralmente saludable y radiante¹.
  2. Efecto flash inmediato: Las ampollas faciales de vitamina C proporcionan un efecto inmediato para lucir una piel más radiante. Su formato en monodosis garantiza la máxima eficacia al conservar la solución intacta hasta su apertura. Cada ampolla está diseñada para una sola aplicación, evitando la oxidación y contaminación del producto¹.
  3. Pieles grasas: Incluso las pieles grasas pueden beneficiarse de las ampollas de vitamina C. Los dermatólogos recomiendan optar por ampollas «oil-free» que contienen una alta concentración de vitamina C y ayudan a combatir los poros dilatados y mejorar las pieles propensas al acné¹.
Leer más

El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido natural y uno de los principales componentes de la matriz extracelular. Gracias a su alta capacidad de retención de agua (higroscopicidad), mucoadhesividad, biocompatibilidad, biodegradabilidad y ausencia de inmunogenicidad, el AH es un material atractivo para diversas aplicaciones médicas, farmacéuticas, alimentarias y cosméticas.

La capacidad higroscópica del AH se utiliza en todo tipo de cosméticos, desde sérums para el contorno de los ojos hasta barras de labios, pasando por cremas de día y noche, productos para después del sol y voluminizadores de pestañas.

Con la edad, los niveles de AH de la epidermis disminuyen drásticamente lo que conduce al aspecto más delgado y seco de la piel envejecida.

Leer más
TRATAMIENTO DESPIGMENTANTE CON NEORETIN Y MARTIDERM

Después del verano aparecen o se acentúan las temidas manchas de la piel. Las manchas se producen por una exposición solar excesiva o sin la fotoprotección adecuada: cantidad insuficiente y falta de reaplicación.

Existen distintos tipos de manchas y es conveniente reconocer aquellas en las que no están indicados los tratamientos de despigmentación de la piel y por tanto deben ser diagnosticadas por el médico.

La mayoría de las manchas que aparecen tras la exposición solar las podemos tratar con productos de la farmacia y obtener excelentes resultados: el melasma o cloasma en el embarazo, las pecas o eférides y las manchas post-inflamatorias provocadas por el acné o por una depilación. En todas estas manchas se produce un aumento del pigmento llamado melanina.

Leer más