Cómo tratar tus heridas y su cicatrización para evitar secuelas

¿No sabes cómo tratar tus heridas y sus cicatrizaciones? Acércate a Farmacia Salinas en Elche y te recomendaremos el tratamiento dermocosmético adecuado para evitar posibles secuelas e hiperpigmentaciones en tu piel.

¿Qué es la cicatrización de una herida?

La cicatrización de una herida es un fenómeno fisiológico que conlleva una primera fase inflamatoria y exudativa, que continúa con una fase de proliferación celular, para terminar con una diferenciación, maduración o remodelación que produce una contracción de la herida mediante la transformación del tejido granular en tejido cicatricial.

¿De qué depende nuestra recomendación de tratamiento dermofarmacéutico?

  • Causa

    La causa que provocó la herida, ya sea un golpe, un traumatismo o una incisión quirúrgica.

  • Capacidad de cicatrización

    La capacidad personal de cicatrización de cada paciente en concreto.

  • Edad

    Los paciente jóvenes tienen una mayor capacidad de cicatrización, aunque también hay que tener en cuenta la capacidad para formar queloides.

  • Fototipo

    Los fototipos (color de la piel, cabello y de los ojos) altos cicatrizan con mayor dificultad que los bajos.

  • Patologías

    Patologías asociadas como diabetes o pacientes anticoagulados.

  • Zona corporal

    Mandíbula, orejas, hombros y esternón responden con mayor dificultad a la cicatrización, al igual que las zonas de rozamiento continuo.

  • Fase de cicatrización

    La cicatriz estará activa si se observa que el tejido en la zona lesionada aún es de color rosado. La «lesión activa» es sinónimo de pronóstico de éxito mayor que una cicatriz de coloración blanquecina, pues ésta será una «lesión inactiva», la cicatrización habrá terminado y será de difícil reconversión.

Tratamiento de heridas y cicatrización en Farmacia Salinas Elche

Se debe tratar la lesión desde el momento de remodelación de la misma (cuando la herida esta sellada y se desprende la costra).

Elia SalinasFarmacéutica

Consejos dermofarmacia para evitar secuelas

Cubrir la lesión de la piel durante el día con un apósito de algodón transpirable para evitar el contacto con agentes externos (polución y alérgenos) durante el día, y retirar por la noche para evitar maceración de la lesión durante los primeros 10 días.

También podemos cubrir con apósitos de poliuretano (la superficie externa contiene membrana de poliuretano microporoso, y la interna una película acrílica adherente para permitir la fijación en la piel). Estos apósitos, a su vez, también protegen de la radiación UV y, por tanto, evitan una posible aparición de hiperpigmentación en la zona lesionada.

Además, te podemos recomendar un gel de silicona para ayudar a la correcta cicatrización y evitar así la posible aparición de queloides.

Siempre se debe proteger la piel de la radiación solar con fotoprotector 50+, y siempre apostando por filtros físicos, incidiendo en la correcta aplicación y reaplicaciones sucesivas cada 2 horas.

Para agilizar el proceso de cicatrización, se pueden utilizar productos que contengan ingredientes como aceite de rosa mosqueta, ácido hialurónico o centella asiática.

Masajear la zona lesionada de forma suave y circular ayudará a evitar adherencias y aliviará el dolor y la tirantez que se producen en el proceso de cicatrización.

Acércate a Farmacia Salinas en Elche y te recomendaremos el tratamiento dermocosmético adecuado para evitar posibles secuelas e hiperpigmentaciones en tu piel.